Blockchain: de popularizar las criptomonedas a revolucionar el diseño web

La tecnología de bloques aporta una solución de almacenamiento en la nube a prueba de caídas y pirateos.

Cada vez más personas dependen de Internet y por extensión, del buen funcionamiento de sus páginas y sitios. Y hay una nueva herramienta que se está incorporando al diseño web para garantizar precisamente eso, que todo sea operativo, que la experiencia de usuario sea óptima y que se cumplan las expectativas de negocio: hablamos de la tecnología blockchain.

Dicha tecnología, que permite llevar a cabo, sin intermediación de terceros, transacciones digitales de forma segura, rápida y descentralizada, ha contribuido a la popularidad de criptomonedas como Bitcoin, Ethereum o Dogecoin.

Aplicada al diseño web, está llamada a provocar una revolución en el sector. Como destaca el portal Coin Rivet, solo de entrada aporta tres grandes beneficios: al margen de impulsar las acciones de SEO, proporciona una innovadora solución de almacenamiento y permite crear webs más interactivas, dos aspectos que merece la pena detallar:

Como destaca Coin Rivet, además permite crear páginas y sitios más dinámicos e impulsar las acciones de SEO.

Almacenamiento disperso en la nube

El almacenamiento en la nube es una característica web indispensable hoy en día. Como explica la fuente citada, “los aficionados a los datos, como Microsoft Azure y Dropbox, confían en las bases de datos para almacenar enormes cargas de datos de usuarios respaldados. Sin embargo, existe un alto riesgo de violaciones de seguridad, de errores y de fallas de sistema”.

La tecnología blockchain posibilita un almacenamiento disperso en la nube. Es decir, todos los pasos (el procesamiento, el almacenamiento propiamente dicho y el transporte) se basan en una cadena de bloques, y” con esta solución sustitutiva todos los usuarios forman parte de una red entre iguales”.

Al utilizarse características de blockchain como el cifrado de clave privada/pública, los libros de transacciones y las funciones hash, los datos se almacenan de forma descentralizada y el usuario tiene el control sobre sus dispositivos y sus datos: no hay ningún servidor central que pueda ser pirateado.

En definitiva, esta solución, mucho menos costosa en términos económicos, ofrece más seguridad y velocidad que el almacenamiento básico en la nube. Aparte, como destaca también Coin Rivet, los usuarios no tienen que preocuparse por la posible caída de un servidor, ya que existe una copia de sus datos en un millón de servidores.

Webs más interactivas

De todos es sabido que una de las principales características de la tecnología blockchain es que es interactiva. Así, fusión de la tecnología blockchain y el diseño web acabará dando lugar a más sitios de dos caras.

Siguiendo los pasos de Google, los diseñadores web deberán crear páginas muy fluidas, que cambiarán para adaptarse a las necesidades de los usuarios.

En cuanto a la abstracción de datos, la tecnología blockchain hará que los codificadores y diseñadores web lancen sistemas fáciles de usar pese a su complejidad, siempre separando el frontend del funcionamiento de fondo del sistema.

El resultado es que el usuario sólo necesita saber cómo utilizar dicho frontend, que no el funcionamiento exacto del sistema. Los niveles de interactividad resultantes de la fusión de la cadena de bloques y el diseño web pueden eliminar esta división, una ventaja más que bienvenida.

#LetsDoSomethingGreatTogether